Seleccionar página

Soy Adriana Miano

 

Quiero que me conozcas

Ante todo YO SOY. Soy mamá, esposa, amiga, hija, mujer, coach, muchos roles… ¡y todos me dieron aprendizajes! A lo largo de mi vida me pasaron muchas cosas, como a todos, ¿no?

Algunas experiencias fueron bastantes duras y, en esa etapa, me sentía «víctima» de todo lo que sucedía. Era tanto el dolor que simplemente anestesié mis emociones. Iba por la vida así, en piloto automático, tratando de no sentir, porque sentir «dolía».

Hasta que en un momento decidí empezar mi redescubrimiento interior y comencé a probar cómo seguiría. Entonces, me inscribí en el profesorado de yoga y, en esas primeras clases, conocí a una profesora tan amorosa que me guió a ser consciente de mi respiración: ese hecho fue sumamente trascendente porque «me volví a sentir».

Seguí el profesorado hasta finalizar y en el medio apareció un Curso de Milagros, con el cual comencé a cambiar mi pensamiento. En ese camino encontré la Bioneuroprogramación y completé mi proceso de transformación, porque descubrí lo que quería: ser Coach. Eso me cambió la vida.

Antes no quería ni nombrar los problemas o síntomas y ahora todo es distinto porque sé que todo tiene su origen emocional y un para qué; y así como nos enfermamos, también nos podemos sanar y resolver los conflictos.

Al principio probé todo lo que aprendí de Bio en mí, sé que funciona y desde esa certeza guío con amor y contención a personas para que mejoren su calidad de vida y logren transformar la manera de sentir su realidad. Esa es mi misión de vida.

«Luego de realizar con Adriana las sesiones de Bio pude encontrarme conmigo, reconocer mi sentir y perdonar-me.

Aprendí que no hay persona en el mundo que tenga más valor que YO, y que ese valor solo tengo y puedo dármelo yo,  lo demás viene por añadidura.

Recomiendo a Adriana por ser una persona dulce y llena de luz, además, te muestra la tuya y te guía de una ¡manera transparente!»

 

Graciela Polo. Buenos Aires- Argentina

«Me ayudó a enfrentarme con lo que no me gusta de mi para poder trabajarlo… ayudó a que me vea en una vida pasada para entender parte de mi «karma» en esta vida. Ayudo a que sea constante pase lo que pase… en otras palabras hizo crecer mis raíces para soportar con la fuerza del amor cualquier tormenta que llegue a mí.

Lo que hay que hacer es mirarse y enfrentar lo que somos aceptarnos y amarnos para dar y recibir lo mejor. Ahora invierto mi tiempo en lo que se que me llena y me ayuda a ser mejor..ahora sé para donde ir pase lo que pase lo recibo con amor..pase lo que pase soy muy feliz. Después de analizar con Adri entendí que el amor hacia uno mismo es el único camino que puede llevar al bienestar.

Recomendaría a Adriana porque ella es un ser lleno de luz y amor.. con un gran corazón mágico que se cruza en los caminos de las personas afortunadas para poder ver mejor lo bueno que nos rodea y lo mejor que podemos hacer con nuestras vidas»

Andy- Río Grande, Argentina

«El año pasado fue un año algo apagado para mí…nada particular…solamente que de un día para el otro me puse a hacer un balance de mi vida… y sentí soledad acumulada de años, angustia y decepción de personas muy queridas y cercanas a mí…

Su especial calidez desde el primer momento me dio confianza a contarle mi angustia, mis proyectos frenados y mi soledad que desde hace tiempo me acompañaba…

Su templanza me dio paz, me sentí acompañada y entendida….

En la terapia descargué mis penas y sentí alivio…

Después de la terapia junto a Adriana, me sentí con luz…con ganas y certeza que lo bueno llega a mi vida…!!

Me sentí motivada en hacer algunos cambios en mi vida, detalles pequeños en mi día a día, en mi casa y en mi entorno para estar mejor…y atraer cosas buenas..

Empiezo a ver color en mi vida, aires de cambios positivos llegan a mí….Me vienen sucediendo situaciones afortunadas y positivas …me siento mas aliviada y serena.

Es un trabajo diario elegir estar mejor! Y Adriana acompañándome con su terapia me ayuda a lograrlo!»

Andy- Río Grande, Argentina

¿Querés ponerte en contacto conmigo?