Seleccionar página

Si estás emprendiendo un negocio o una nueva carrera necesitas prestar más atención a tu marca personal. ¿Qué es la marca personal? En sencillas palabras, es la capacidad de mercadear tus talentos, quién eres y lo que puedes ofrecer. Cuando logramos mercadearnos podemos generar mayores oportunidades, desde: clientes, proyectos, oportunidades de empleo hasta colaboraciones.

Te cuento que yo emprendí en mi primer negocio en el 2008, tuve altas y bajas, pero siempre invertí en mi marca personal. Mi emprendimiento ha sido un proceso de mucha reinvención, pero a valido la pena, hoy en el 2019, te puedo decir que he visto los frutos de haber invertido en ella. ¿Cómo lo logré? ¿Qué aprendí? A continuación, te comparto 4 estrategias de mi marca personal:

  • Tu Palabra vale oro – Una de las cosas que más valoro es poder cumplir con lo que digo. Cuando trabajo con un cliente siempre busco ser transparente, en especial en dejarle saber cuanto tiempo puede tomar el proyecto, las tarifas, si hay retos o descuentos. No prometas lo que no puedes cumplir. Recuerda que tu palabra es parte de tu imagen y tu imagen es parte de tu marca personal.

 

  • Tu Vestimenta te describe – Me fascina la ropa y desde que estudié consultoría de imagen aprendí a conocer mi tipo de cuerpo y mi tono de piel. A este conocimiento le saco mucho provecho, en especial, cuando es tiempo de trabajar. Una de las distinciones de mi marca es el color anaranjado, además de que va con mi tono de piel es parte de los colores que están en mi logo ya que representa creatividad, un talento que me distingue. Cuando logramos conocer nuestro tipo de cuerpo y tono de piel y lo alineamos a nuestra marca personal logramos crear que nuestros clientes puedan tener una mejor asociación de quiénes somos, que ofrecemos y que nos distingue.

 

  • Conecta y Expande – Conectar, hacer alianzas y dar seguimiento es una de las bases de mi marca. ¿Cómo hacerlo? Puedes conectar con diferentes personas por medio de actividades de “networking”. Luego de conectar con otros profesionales (de manera “online” u “offline”) es importante identificar cómo podrías hacer alianzas con estos. Y, por último, pero no menos importante, tienes que darle seguimiento después de conectar, sea por un mensaje por correo electrónico, Facebook, Instagram, Texto, LinkedIn o What’s App. No hay excusa para no dar seguimiento.

 

  • LinkedIn – Sea que estás emprendiendo con un negocio o en tu carrera, LinkedIn es una necesidad. El no tener un perfil es un gran daño a tu marca personal. ¿Por qué? Todos queremos saber las credenciales de las personas con las cuales haremos negocios o contrataremos para un trabajo. Este perfil apoya a tu reputación, credibilidad e incluso puedes expandir tus conexiones. Cuando crees un perfil debes tener en cuenta que esté actualizado, tener una foto profesional y tus publicaciones deberán de tener un tono profesional con temas que estén alienados a tu nicho, esto hará que el público te vea con mayor credibilidad en esa área.

Redactora Invitada:

Bianca Negron
-Director of The Coaching Spot

Certified Leadership, Life & Instructional Coach

Human Resources & Certified Business Image Consultant

MindSonar Trainer & Strategic Partner for Puerto Rico & Virginia

T. (787) 955-9000

Si querés seguirla en su web o redes sociales:

Perfil de Bianca Negron LinkedIn 

Web: thecoachingspot.com

Facebook:The Coaching Spot 

SKYPE:Bianca.Negron