Seleccionar página

Es probable que cuando hayas comenzado tu trabajo interior o espiritual estabas en una situación bastante caótica. No había soluciones, no había escapatoria, el sufrimiento era la única opción disponible y regodearse en ese barro era lo único que quedaba por hacer.

Todo esto sucedía HASTA que llegó un momento que dijiste BASTA, de esos que se sienten en todo el SER, esos definitivos y transformadores porque luego de ese límite todo será mucho mejor para ti. Lo sabes, tienes la intuición de querer algo NUEVO en tu vida.

Empiezas a resonar con gente que hace terapias alternativas, etiquetadas por tu antigua “YO” y por tu entorno por “ese tipo de cosas raras” pero con la particularidad que pueden hacerte bien o por lo pronto, puedes permitirte la posibilidad de probarlas y juzgarlas por ti misma.

Si estás en este período de exploración estarás investigando, escuchando, haciendo talleres y cursos de crecimiento personal, mirando videos en youtube, leyendo frases inspiradoras y libros de autoayuda. Es hora de que capitalices todo eso que está pasando por ti.

Es importante que para darte cuenta que avanzas que tomes registro (en un Word, cuaderno o donde tú puedas ir haciendo tus anotaciones:

  • De tus bloqueos
  • De lo que vas probando
  • De lo que FUNCIONA PARA TI y lo que no

¿Para qué te servirá? Para saber si estas avanzando, para saber qué te funciona a ti (no a todos nos funciona lo mismo) y lo que no. Puede que después de un tiempo, incluso puede que pasen años encuentres este cuaderno y será para ti como un TESORO. Podrás reconocerte en esas páginas y abrazarte porque pudiste seguir adelante, pudiste trascender lo que te pasaba y te vas a felicitar porque lo LOGRASTE. Y todo quedó documentado y guardado hasta que tú lo decidas.

Te propongo que cuentes en los comentarios qué elegirás para tomar nota de tu proceso de trabajo interior.

¡Gracias por leerme!

Adriana Miano

Te ayudo cuando tenés un síntoma o conflicto a liberar las emociones que te las provocaron y a encontrar el origen emocional para resolver tu problema de ahí en adelante, ¡para toda la vida!