Seleccionar página

Vivir corriendo, saliendo de reunión en reunión, sin tiempo para darte tiempo para vos como puede ser: comer conciente, hablar con amigas, hacerte un baño de inmersión, es algo que vino para quedarse. En la era de la productividad el ocio, el fluir y demás cuestiones quedaron para hippies y gente que tiene tiempo de sobra, o bien es visto como UN LUJO.

Me gustaría que reflexionemos acerca de estar siempre ocupada, ¿qué hay detrás de eso? No nos vamos a quedar en la superficie creyendo que la montaña de cosas por hacer nos tapa sin que haya una razón real y simbólica que la sustente. En cualquier trabajo, en una familia, y en una casa siempre hay cosas “por hacer” eso no es novedad.

El estar ocupada todo el tiempo es como ponerte música a todo volumen, te podrás imaginar que un rato está bien pero ¿todo el día con la música a tope? Llega un momento que la música pasa a ser ruido y es tan ensordecedor que ni tus pensamientos escuchas, ¿eso es lo que buscas?

Y aquí va de sincerarnos con lo que nos pasa, sólo aceptando que uno tiene un problema puede pensar en una solución ¿no? Eso no lo puede hacer nadie más que nosotras mismas. Las encargadas de bajar la música, es decir, de PARAR y priorizarnos es nuestra RESPONSABILIDAD.

Al principio te va a molestar, lo sé, porque es como si vinieras corriendo a toda velocidad y de repente tocan el silbato y te dicen: “Ahora caminando en cámara lenta”, esa es la sensación. Waww qué cambio, no puedo, las piernas siguen a velocidad y el corazón ni te cuento. Mi propuesta es que hagas una transición más amigable y que el ritmo vaya bajando a TU MANERA.

Te dejo aquí unas preguntas para que respondas en una hoja:

  • ¿Estás siempre OCUPADA? Te preguntarás ¿cómo me doy cuenta? Es fácil, cuando pasas de hacer una cosa a otra sin parar.
  • ¿Cómo te hace sentir el hacer NADA? Escribí tus sensaciones, qué pasa en tu cuerpo cuando no hacés nada.
  • ¿Qué puede pasar si dejas de hacer TANTO? Ojo no es dejar de hacer, es dejar de hacer TANTO. Explayate en todo lo que se ocurra, sin represiones.

Con estas respuestas vas a tener un auto-diagnóstico con el cual serás más conciente y te servirá para corregir en el caso que lo necesites.

El tiempo llamado “libre” es un lujo hoy en día, que puede ser algo planeado y elegido para mejorar tu calidad de vida si así lo decidís. Y ahí vienen las preguntas ¿qué voy a hacer con ese tiempo libre? ¿Para qué lo quiero? Me encanta que te hagas esas preguntas y muchas más. Las dejamos para más adelante, vayamos paso a paso que tomar conciencia de la corrida diaria que hacés por hoy YA ES MUCHO.

Si sentís que querés parar con la vorágine diaria en acompañamientos grupales OnLine podés escribirme a adriana@adrianamiano.com y te doy info para que te sumes. Te va a encantar y vas a lograr esa PAZ INTERIOR que tanto estás buscando.

Contame ¿estás siempre ocupada?

Soy Adriana Miano

Coach Especialista en Bienestar

Libera tus emociones y entrena tu mentalidad para lograr tu bienestar

E-mail: adriana@adrianamiano.com