Seleccionar página

Los juegos de escape son una nueva tendencia mundial ¿los escuchaste nombrar? Son juegos temáticos, en donde encierran a los participantes en un espacio del cual deben escapar pensando desde diferentes perspectivas. Es un juego de estrategia y en equipo.

Te preguntarás ¿por qué Adri me habla de juegos de escape? Y pensarás: “Tengo múltiples obligaciones, ni pienso en jugar”. Si me seguís hace tiempo sabrás que me gusta que reflexionemos juntas por eso pensaba esto de practicar el escape como algo habitual aunque no nos demos cuenta.

El espacio en el que estás puede ser tu trabajo o tu casa (o si trabajas desde casa tenés una combinación) y por diferentes circunstancias te sentís “encerrada”, estos pueden ser bloqueos, limitaciones mentales, etc y tenés que buscar la manera de salir de ese “lugar” real y/o simbólico.

Vamos a un ejemplo concreto: Inés trabaja en su casa y a veces está desbordada por la desorganización. Llega el final del día y siente que no hizo nada. Llegan grandes oportunidades de crecimiento y las deja pasar porque no se siente a la altura. Y así va llevando una vida “limitada” y en la cual no se siente feliz. Cuando llegan momentos de decisiones importantes… Inés me dice: “Tengo que decidir si vendo o no la casa por una oferta concreta y pummm me voy de viaje”.

El juego de escape que tanto disfrutan los millenials ya se viene jugando hace rato pero acá la estrategia es no sufrir, no tener miedo o escapar de las emociones tildadas de “malas” o “negativas”.

¿Qué pasa cuando Inés vuelve de viaje? La decisión tiene que tomarla igual. No sirvió haberse escapado. Ella aprendió cuando era niña que era mejor dejar los problemas y huir porque así se resolverían solos. Es un pensamiento mágico del que no podía escapar.

Trabajando en sesiones pudo detectar vivencias de niña que la marcaron y de ahí en adelante actuó siempre así. Era un bucle interminable. Así no le dé un buen resultado la estrategia era la misma. Ella utilizó esa “debilidad” que es el miedo en una “fortaleza” que es la confianza en ella misma para enfrentar cualquier cosa que se le presente.

De ahí en más se divertía cada vez que le aparecía un problema lo tomaba como un desafío para evolucionar. En cada decisión que tomaba se sentía más confiada y más segura. Ya nunca más tuvo que escaparse de su vida. Su mantra es “Me encanta mi vida”.

Si vos querés convertir tus debilidades en fortalezas te espero en mis acompañamientos individuales y grupales, podés escribirme al whatsapp al +54 011 5123 0274 y te informo.

¡Que tengas un día maravilloso!

Namasté

Adriana Miano

Te ayudo a liberar tus emociones y a entrenar tu mentalidad para que logres tu bienestar.

E-mail: adrianamiano@gmail.com