Seleccionar página

Como si fuésemos en una expedición a tierras poco visitadas así sentimos que puede ser el adentrarnos en sentirnos o simplemente ocuparnos de nosotras mismas. Aparecen las excusas top como: “no tengo tiempo”, “no tengo dinero” y ustedes ante mi pregunta en redes sociales colaboraron con muchas más excusas: “no puedo porque tengo hijos”; “hoy no tengo ganas”; “no creo que funcione”; y también hay algunas más del momento como: “hace calor”, “hace frío”; “después lo hago”; etc. Etc.

Gracias a todas por colaborar, como verás no sos una excepción, ni sos la única, todas nos hemos puesto excusas en algún momento pero ¿qué ocurre si me comprometo y quiero pero NO PUEDO? Y ahí vas a ver venir en oleadas cartelitos inspiradores en Facebook, instagram y algunos memes también llenos de frases motivadoras y te vas a decir: ¿Cómo que no podés? Dale, basta de excusas”. Paremos ahí, a veces no podemos y no es porque no queramos, veamos porqué.

Voy a contarte hay detrás de no ocuparte de vos:

  • Evadirte de los temas que siguen pendientes.
  • Pensás que lo que tenés dentro es desconocido y te da miedo.
  • Crees que tenés todo el tiempo del mundo (por eso puede ser más adelante)
  • Sentís que es un gasto y no una inversión.
  • Priorizar estar a disposición de otros (que te necesitan).

Fijate con cuál de estos motivos te sentís identificada sé sincera con vos misma. Es la mejor manera de poder darte cuenta cuál es el verdadero bloqueo porque si no son sólo excusas.

Una emprendedora que sigo en redes sociales cuenta cómo es su rutina, algunos días canta, otros baila, muestra el detrás de escena y también cuando se siente mal, ahí muestra su vulnerabilidad. Lo que decía es lo siguiente: Me siento fatal, ahora voy a terminar con todo lo pendiente y luego voy a descansar”. Al otro día apareció como siempre pero sólo dijo: “Hoy me siento peor, ayer casi no llegué con lo pendiente y no pude descansar, hoy me siento enferma así que terminaré con todo lo agendado y luego iré al médico”. Al tercer día puso un cartelito diciendo: “Disculpen hoy no me siento bien no apareceré por aquí, tengo que hacer reposo”.

¿Para qué te cuento esto? Para que veas como fue la secuencia de esta emprendedora, siempre anteponía las obligaciones y luego su bienestar. Respondía perfecto a eso que nos enseñan de niños: “Primero las obligaciones, luego el resto”, y ¿qué pasó? Se fue agravando.

Muchas veces el BASTA es cuando ya es tarde y estamos solucionando cuestiones que podíamos haber prevenido.

Por eso quiero invitarte a que te ocupes de vos viniendo a los Encuentros Grupales de Bienestar Online que comenzarán a partir de marzo. Es un encuentro de una hora cada 15 días en una sala virtual (podés participar desde cualquier lugar del mundo). Y así tendrás herramientas para sentirte bien en tu día a día, de una forma fácil y acompañada. Para inscribirte o pedir información podés enviarme un mail a: adriana@adrianamiano.com

Adriana Miano

Te ayudo a liberar tus emociones y a entrenar tu mentalidad para que logres tu bienestar.

E-mail: adrianamiano@gmail.com